Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

Religión y Vegetarianismo
El día que vi a un consumidor de carne
por el Dr. S. Jayaraman, de Hinduism Today (Hinduismo Hoy), Octubre de 1994

 

Habiendo nacido en una familia ortodoxa hindú del sur de la India, cuando estuve en el colegio en Madras nunca me dijeron que uno podía vivir de la comida de un animal. En el colegio no había comedores. Teníamos que traer nuestras bolsas de comida para consumirla durante el recreo. Realmente nunca vi a una persona comiendo carne, hasta que salí del colegio. Nuestros padres y abuelos nos dijeron que haríamos enfurecer a Dios si dañamos o matamos a algún animal por cualquier razón, excepto en defensa propia. Nos pusieron en nuestras mentes que todos los animales tienen los mismos derechos de vivir en este mundo que nosotros. Dios nos ha ordenado que no debamos dañar a ningún animal sólo por placer o a propósito.

Cuando entré al Colegio Veterinario de Madras, fue cuando realmente estuve expuesto no sólo al consumo de carne de mis amigos sino también a la ciencia de criar animales y aves exclusivamente para satisfacer el paladar y las necesidades alimenticias del ser humano. La asignatura inspección de carne era parte de mi currículo. Necesariamente, todos los estudiantes de ciencias debían manipular, probar y ponerle nota a la carne. Mis días de escuela, mi profunda fe, mi convicción y las grandes enseñanzas de mis padres, abuelos y tíos, me impedían realizar este desagradable acto. Tuve suerte, ya que algunos compañeros que comían carne la probaban y daban sus opiniones y luego yo las anotaba como si fueran mías. Implacablemente adquirí una gran habilidad en esta práctica clandestina, hasta el punto en que mentía deliberadamente hasta en los exámenes de la Universidad y nunca tuve ningún resultado adverso. Créanlo o no, tuve que ser inspector de carne durante 3 años y me mantuve exitoso la mayor parte de mi servicio. En 1973 trabajé como Inspector de Licencias para el Gobierno de la India bajo la Orden de carnes y alimentos, sin probar ni un solo trozo de carne. Me mantuve vegetariano todos esos años.

Cómo ayuda el Hinduismo a crear en las mentes jóvenes las virtudes del vegetarianismo, esto lo puedo explicar en una cita: En febrero de 1967 en Sydney, Australia, mientras caminaba de la universidad hasta mi casa después de un recreo, vi un pajarito tomando sol en el pavimento. De repente noté que el pajarito colapsó, pero no murió, todo eso seguido del sonido de un disparo. Lo que vi después fue espantoso. Un joven, cargando un arma, caminó hacia el colapsado, sofocado, medio vivo pajarito, lo aplastó con su pie y lo tiró a un basurero. Me pregunté a mí mismo: ¿Qué es lo que consiguió este joven? Debido a que la lógica de su acción había sobrepasado mi comprensión, le pregunté “¿Por qué?” y quedé asombrado por su respuesta, “Estaba practicando tiro al blanco en pequeños objetos”. Ni en mis más sangrientos sueños podía imaginar un acto como éste. Estaba convencido de que el vegetarianismo es la columna del ahimsa, la no violencia, es lo mejor para la sociedad y que el hinduismo ayuda a convertir a las personas en vegetarianos. Las lecciones que me enseñaron los mayores durante mi infancia me formaron como vegetariano. No sólo eso, también estoy en contra de matar a cualquier animal por cualquier causa.

Con 67 años sigo siendo vegetariano estricto y mantengo una excelente salud. Mi esposa de 60 años también lo es. Puedo decir que mis familiares más viejos, que ahora tienen alrededor de 70 años, siguen siendo vegetarianos estrictos. Mi madre, otra vegetariana estricta, vivió saludablemente hasta los 92 años, hasta dar su último suspiro el 7 de enero de 1993. La carne no es lo más esencial en la dieta para mantener una buena salud. Así que debemos promover el vegetarianismo de todas las formas posibles. Esto ayudará a la eliminación de la violencia y la siempre elusiva paz mundial, pronto se transformará en una realidad, más temprano que tarde.

El Dr. S. Jayaraman, tras más de 36 años de servicio en el Gobierno de la India, vive ahora en Madras con su esposa. Tienen tres niños, todos ellos casados con sus propios hijos - todos ellos vegetarianos.


Todos los derechos reservados por la Academia del Himalaya. La información que contiene este reportaje no puede ser publicada con propósitos comerciales sin la previa autorización de la Academia del Himalaya. (La petición del editor es que el material no puede ser usado en revistas o periódicos que están a la venta sin su autorización. Distribución electrónica (gratis), fotocopiarlo para dar clases o para los amigos, esta autorizado). La nota de los derechos de autor de este reportaje no puede ser borrada, editada o cambiada de cualquier forma, sin previa autorización de la Academia del Himalaya. Escribirle al editor a: hinduism@mcimail.com

Para una suscripción de tres meses gratis al periódico “Hinduism Today” (sólo Estados Unidos), mandar una carta a hinduism@mcimail.com, o escribir a P.O. Box 157, Hanamaulu, Hawaii, 96746. “Hinduism Today” es publicada mensualmente en siete ediciones: América del Norte, Reino Unido/Europa, Malasia/ASEAN, áfrica, Océano Indico, India y la edición en alemán. Para más información o para suscribirse desde fuera de Estados Unidos, escribir al editor.

Traducido por Oriana Vásquez