Unión Vegetariana Internacional (IVU)
IVU logo

Religión y Vegetarianismo
Una Visión Budista del Vegetarianismo
por Ting Jen de KVMI (Keluarga Vegetarian Maitreya Indonesia o Familia Vegetariana Maitreya de Indonesia))

 

Mucha gente piensa que el Budismo 1 no es ajeno al vegetarianismo. ¿Es cierto? De hecho, la mayoría de los budistas no son vegetarianos. Los budistas deben cumplir cinco Sila 2, pero la mayoría de ellos no cumplen con el Primer Sila, que dice: “no matar”. Comer carne es la causa directa de la muerte de animales y es claramente una violación del primer Sila.

El Buddha Dharma 1 habla sobre el dukkha 3 y cómo vencerlo. Así que hablemos de cómo vencer el dukkha. Si conseguimos controlar nuestra mente y corazón, podemos enfrentarnos al desafío de dukkha y tendremos la oportunidad de lograr la paz y la felicidad. Pero si comemos carne, no habrá autocontrol, y por consiguiente no tendremos ni paz ni felicidad.

Un budista debe disminuir dukkha en vez de aumentarlo matando animales o comiendo carne. Comer carne (la causa) y matar el animal (el efecto) nunca formará parte de la enseñanza del auténtico Buddha Dharma.

Los budistas desean salvar a los demás del dukkha. Este es el espíritu del Boddhisatva. Los Boddhisatvas, sin embargo, deben desarrollar el alma de Metta o Maitri. Metta significa Compasión o Piedad. El vegetarianismo ayuda a las personas a hacer Metta mejor.

"Sálvate a ti mismo primero para que entonces puedas salvar a otros". Este es el espíritu del Arahat. Los Arahats, al menos deben obedecer los Cinco Sila para vencer al dukkha. El Primer Sila, sin duda, habla del vegetarianismo.

El vegetarianismo es verdaderamente el fundamento indispensable para alcanzar el estado de Boddhisattva y Arahat a la vez, debido a que nos salvamos del dukkha a nosotros mismos y salvamos también a otros seres vivos.

No obstante, algunos budistas dicen, "¿Vegetariano? Vaya tontería. Las vacas son vegetarianas, pero las vacas no pueden alcanzar el Nirvana 4". Sin embargo, ¡nosotros somos humanos, y no bovinos! Si nos humillamos comportándonos como si fuéramos animales carnívoros y matamos para comer, ahí mismo estamos desperdiciando una preciosa oportunidad para vencer al dukkha. Está claro que matar animales es “dukkha evitable” y contrario al espíritu del Buddha Dharma, que destaca por su gran aprecio y compasión por toda vida.

Los budistas creen que el próximo Buda será Buddha Maitreya o Buddha Metteya 5. Algunos estudiosos afirman que Maitreya vendrá dentro de varios billones de años basándose en algunas escrituras budistas. En cambio, otros creen que El vendrá pronto porque, de hecho, la tecnología acelera el paso del tiempo. La tecnología de la información, por ejemplo, ha roto las fronteras nacionales tradicionales y Le facilitará su Gran Obra. Una faceta de su Gran Obra es difundir la enseñanza del vegetarianismo. Ahora, mediante las tecnologías de la información, muchas religiones e instituciones adoptan el vegetarianismo.

Maitreya o Metteya es una palabra derivada de Maitri (Sánscrito) o Metta (Pali), por lo que se puede deducir que el vegetarianismo es sin duda la característica singular de Maitreya. Maitreya siempre bendecirá a los vegetarianos, sean de la religión que sean. Esa es la razón por la que algunos le llaman Maitreya, en lugar de Buda Maitreya, porque Maitreya pertenece no sólo a los budistas, sino a todas y cada una de las comunidades religioso-vegetarianas que desean Paz y Armonía para este planeta Tierra.

El Vegetarianismo es sin duda alguna el primer paso para la Tierra Pura de Maitreya6. Las personas en La Tierra Pura, rebosarán compasión y amor para humanos y animales. Animales y humanos formarán una única gran comunidad y vivirán en paz y armonía. No es un mundo utópico sino un mundo en “progreso”. Depende precisamente de los progresos que se hagan para evitar la matanza de seres inocentes.

Es nuestra lucha continua concienciar a la gente de que el vegetarianismo es un tema de cordura humana, y de capital importancia para nuestra salud y para la ecología.


  1. Para ser más precisos, utilizamos Buddha Dharma en lugar de Budismo. En Occidente se suele incluir en la categoría de los “-ismos”, así que Buddha Dharma se traduce como Budismo. En realidad, Buddha Dharma es más que un “-ismo”. Dharma significa la VERDAD. BUDDHA DHARMA significa la VERDAD de la totalidad de la MENTE, la totalidad del CORAZóN, la totalidad de las PALABRAS, y la totalidad de los ACTOS del BUDA.
  2. Sila significa Norma ética, o Precepto. Los Cinco Sila son: 1) No matar, 2) No robar, 3) No tener relaciones sexuales ilícitas, 4) No mentir, 5) No consumir sustancias adictivas (alcohol, tabaco, opio, narcóticos, drogas en general, etc.). El objetivo de los Cinco Sila es evitar la formación de karma negativo.
  3. Dukkha significa sufrimiento, dolor, desgracia, o algo que cause tristeza, insatisfacción o infelicidad. Buda siempre dijo que la vida es dukkha porque el ser humano tiende siempre a producir karma negativo. “La Vida es Dukkha” no es una idea negativa, sino un hecho que tenemos que enfrentar y resolver con la mayor sinceridad y esforzándonos al máximo.
  4. Nir significa “no”, vana significa “deseo (negativo)”, Nirvana significa extinguir el deseo (negativo). Y el deseo (negativo) es la causa del dukkha, por lo que podemos concluir que Nirvana es otra expresión para “la eliminación del dukkha”.
  5. El mismo Buda Siddharta Gautama Sakyamuni se refirió a Maitreya como el Próximo Buda. Maitreya es como el Mesías para los judíos. La idea de Maitreya era ya popular entre los Budistas varios siglos antes de Cristo, al mismo tiempo que la idea del Mesías entre los judíos. Quizás la más lógica explicación de esta similitud es la transmisión e intercambio de ideas entre ambas culturas facilitado por la “Ruta de la Seda”.
  6. Algunos Judíos creen que cuando llegue el Mesías, con la llegada del Reino de los Cielos a la Tierra, todo el pueblo será vegetariano. Y los seguidores de Maitreya creen justo lo mismo. Algunos Judíos anhelan todavía la llegada del Mesías. Algunos Budistas no sólo anhelan la llegada de Maitreya, sino que se preparan para el acontecimiento, espiritual y físicamente, mediante el desarrollo de familias Budista-vegetarianas.

Traducido por Rafael Corrales